Urnas sorpresivas

En cada elección que transcurre nos encontramos con situaciones que nos hacen pensar que el Sistema Electoral Argentino nos brinda la posibilidad de no tener en claro y dar por sentado un ganador desde el resultado de las PASO hasta las Generales.

Recordemos que en 2011 las PASO las gana Andrés Antedoménico, por un poco más de 300 votos y luego Francisco Durañona triunfa cómodamente por más de 1.000 sufragios, cuando los comentarios callejeros del pueblo daban una elección cerrada.

Algo parecido ocurrió en las elecciones 2015, pensando en la gestión del primer mandato de “Paco”, se creía que su triunfo se daba por descontado, sin embargo, logró el triunfo por 335 votos sobre Eduardo Jordán.

Se imaginan que a nivel nacional nadie cree en las consultoras porque sus resultados no condicen con la realidad, lo que nos pasa en Areco es increíble porque las PASO no representan la interna de los partidos, ya que vota cualquier ciudadano y se puede transformar en una estrategia electoral para que no gane un determinado candidato de los distintos espacios políticos.

En cuanto a las últimas elecciones, observen ustedes que en las PASO el Frente de Todos gana por amplio margen en la mayoría de las mesas y el último domingo, a pesar del mal gobierno de Mauricio Macri -Juntos por El Cambio- no solamente recupera la diferencia de 1479 votos, sino que las gana por 1377.

Nicolás Marinkovic sacó 7234 votos, que son 847 voluntades menos que en las PASO, es decir que gente que se inclinó en su momento por Mariano Pinedo, no acompañó a Nicolás y además fueron 1128 votos más de personas que no concurrió en agosto, que indudablemente optó por Francisco Ratto.

En Villa Lía, localidad donde siempre triunfó el Justicialismo con comodidad, ganó por 177 votos cuándo en las PASO lo había hecho por 377.

Creo que ni el más optimista de “Juntos por El Cambio” pensaba en una victoria como la que consiguieron e indudablemente al no ser “Paco” Durañona el candidato, las posibilidades del peronismo se vieron disminuidas indefectiblemente.

Sin dudas, lo más importante de todo esto es que la democracia nos permite elegir a nuestras autoridades a pesar de las sorpresas que se guardan en cada urna hasta el momento de abrirlas.

Ricardo Daniel Menconi

Nota Anterior

Lamentable hecho: Ingresaron a robar en la Escuela N°8

Siguiente Nota

La UNSAdA fue reconocida por el Concejo Deliberante por su trabajo de articulación con Secundaria

Sin comentarios

Enviá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *