Sergio Massa: “No cambié de opinión, pero entiendo los momentos”

“Soy un dirigente que espera a que en la Argentina podamos construir una nueva pagina de la historia y tengamos la capacidad de aprender de nuestros errores del pasado, de no volver a cometerlos, de aceptar al que piensa distinto, de superar la etapa de la argentina dividida y sobre todas las cosas de terminar con el fracaso de un gobierno que ha lastimado muchísimo a la Argentina”, dijo el pre candidato a diputado nacional -en primer término- Sergio Massa en su visita a San Antonio de Areco y en exclusiva para De Regreso con Lucía Idiart.

  • ¿Qué lo decidió a pasar ese río, a pasar el Rubicon?

“En realidad nosotros no pasamos el Rubicon, construimos una coalición de partidos. El Frente Renovador el 11 de diciembre va a seguir teniendo su bloque, va a seguir siendo Frente Renovador, vamos a seguir defendiendo las ideas que trajimos hasta acá, pero entendimos lo que la gente en la calle nos pedía: hagan algo para terminar con este gobierno que nos destruyó la pyme el comercio, la pequeña producción, la jubilación.

Entendimos un mensaje muy claro de que más allá de las aspiraciones personales o de las aspiraciones personales venía un tiempo en el que teníamos que construir entre todos. Y en ese sentido además creo que Alberto para nosotros – fue mi jefe de campaña en 2015,2013 – Alberto es una garantía de que empezamos una nueva página de esta historia.

Entendimos además que nuestra responsabilidad era ayudar a construir una nueva mayoría, convencer a todos aquellos que nos votaron en el 15 y en el 17 que así como en algún momento convocamos a poner límites, a poner frenos o a instrumentar cambios, hoy nuestra obligación moral con la mayoría de los argentinos que están sufriendo es la de tratar de construir un nuevo gobierno.”

Sobre lo que dijo Mirtha Tundis (“estoy con Alberto Fernández pero no con Cristina, y el que va a mandar es Alberto”. Pretende “un país claro y no corrupto, y el que tenga que ir preso que vaya preso, sea de cualquier partido, incluso del Frente Renovador”)

“Estoy totalmente de acuerdo. Yo creo que la clave es entender que podemos construir viniendo desde distintos lugares si aceptamos que el otro piense distinto. Es parte de superar la famosa grieta de la Argentina. Y además el 11 de diciembre para gobernar vamos a tener que ir a buscar inclusive a algunos que hoy de manera equivocada siguen apoyando este gobierno. Los Monzó, los Massot, que viven con frustración. Hay radicales que sienten vergüenza que sienten vergüenza de ver un gobierno que abandonó la educación pública, cuando la educación pública es una de las banderas de la movilidad ascendente en la Argentina.”

Sobre Margarita Stolbizer

“Margarita lo que tuvo fue un acuerdo electoral del GEN con nosotros en 2017, no era parte del Frente Renovador.

  • La percepción inicial es que estaban de acuerdo…

Y en muchas cosas si. Le podría decir que tengo como convicción personal que aquel que tiene dudas sobre la conducta de una persona tiene que hacer la denuncia, Que aquel que tiene responsabilidad pública tiene que dar explicaciones y que la justicia debe resolver con absoluta

libertad. Y esa convicción mía no cambia para nada. Yo soy autor de la ley del arrepentido. Escucho hablar al gobierno de la ley del arrepentido, llenándose la boca… estuvieron ocho meses trabándomela en el congreso porque Macri volvió de Colombia, me llamó por teléfono y me dijo: “Che, en Colombia me aconsejaron que no saquemos la ley del arrepentido que genera mucha condición de causa”.

  • ¿Y con Lavagna?

“Roberto para mí es uno de los faros del desarrollo de la economía argentina. El problema es que en este momento lo que hay es una discusión de corte no económico, sino mucho más profunda: de modelo de país. Y la definición de modelo de país requiere de consensos, acuerdos, liderazgo político. Hace falta no tener caprichos. Hace falta poder saber ceder. Yo cedí, yo era candidato a presidente y preferí ceder, esperar cuatro años, sigo queriendo, soñando con ser presidente pero entiendo también que mi tiempo hoy me obligaba a ser responsable y a pensar que un gobierno que pactó con el FMI que va a seguir recortando jubilaciones es un gobierno que no puede seguir en la Argentina.

Los egoísmos, la soberbia, las actitudes mezquinas en agosto y en octubre la sociedad las va a castigar. Y estoy de que los actos de grandeza, de generosidad, el correrme yo, correrse Cristina, el habilitar salir de nuestra pelea para habilitar a otro, que es Alberto… que además, terminemos con que Alberto es un títere. Si hay algo que no es Alberto Fernández que fue junto conmigo uno de los mayores críticos con Cristina, los que nos animamos a enfrentarla, a salir del gobierno, a decir lo que pensábamos, a denunciar los hechos de corrupción, a denunciar las cuestiones del INDEC. Nadie puede pensar que ninguno de nosotros va a ser títere. Tenemos firmeza, autoridad y capacidad política para decir lo que pensamos pero en este tiempo lo que tenemos es la obligación de construir un gran acuerdo, una gran coalición para derrotar a un gobierno que además es una fábrica de mentiras”

Nota Anterior

Lanzamiento de la rifa "el gol del centenario" del Club Rivadavia

Siguiente Nota

Una multitud copó la carpintería en el lanzamiento a Intendente de Nicolás Marinkovic

Sin comentarios

Enviá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *