“¿Quién es Garay?”: La carta de Areco para la Victoria

Hace algunas horas, fue publicado en la cuenta de facebook “Areco para la Victoria”, una extensa carta donde reflejan el pasado de Jorge Garay, quien fuera el vocero de Sergio Hurtado en la marcha realizada anoche en la Plaza Principal, para pedir justicia y seguridad, ante el robo y violación a la familia el viernes pasado.

Además, fue publicada una imagen donde Garay aparece como parte del personal civil de inteligencia que revistó en el período 1976/1983.

lista Garay

También, se publicó minutos después un video con la foto de Garay durante la lectura de la carta de Hurtado, denunciando al municipio y la Policía: “Esto hace Garay para desestabilizar al gobierno municipal y aprovecharse desde la desgracia.
En ‪#‎Areco defendemos la DEMOCRACIA y no queremos servicios de la dictadura desestabilizandola”.

Esta es la carta completa, citando como fuente de información a “una nota de Sebastián Korol”:

“Este individuo llamado Jorge Julio Garay (DNI 12.290.780), llegado a nuestra ciudad apenas hace dos años, fogonea la inseguridad y temores a la población. Su actividad laboral actual no se le conoce, pero si podemos investigar libremente en cualquier página de internet cuál ha sido su “pasado oscuro” dentro de la estructura de la tristemente Dictadura militar hasta el año 1983, donde se desempeñaba como “agente de reunión”.

Se ha tomado la osadía de querer imponer con métodos intimidatorios a través de una página de internet para volver a sembrar entre la población temores en la convivencia pueblerina que supimos conseguir durante muchos años. No quiero utilizar la palabra “Nacido y Criado”, porque no todos los que han elegido esta ciudad son iguales al “oreja” Garay.

Creyó, infantilmente, que escribiendo notas en contra del gobierno municipal y ensalzar la figura de un policía retirado iba a acatar su sugerencia como si todo San Antonio de Areco estuviera esperando la llegada de este creído nefasto mesías.

Se podrían escribir varias páginas sobre el “oreja” Garay, pero solo contaremos en qué constaba su “sucio trabajo” en la inteligencia de la Dictadura militar.

¿Cómo funcionaban los “agentes de reunión”?

Eran los que se metían adentro de las reuniones, los “orejas”. Fueron los famosos “baqueanos”, los que más conocían el terreno. Así como en el campo lo baqueanos conocen el territorio y sus secretos, en la militancia los baqueanos eran la herramienta de la que se valían los destacamentos de inteligencia del Batallón 601 para destruir más rápidamente a toda resistencia política, no solo desde el 24 de marzo en adelante, sino mucho antes, desde la creación misma de la Triple A. Las fuerzas armadas especulaban que diluían su peso con las tres A. Lo escribió bien Rodolfo Walsh en su carta abierta: “las tres A son las tres armas”.

Estos baqueanos prestaron una ayuda inestimable a todo el proceso de terrorismo de estado, al éxito del terrorismo de Estado, porque realmente fue un éxito, el cumplimiento de los objetivos llevados al máximo.

Los agentes de reunión fueron el factor fundamental, porque eran la primera etapa,donde paraban las orejas, le hacían hablar a gente que no sabía que estos tipos eran aparte de ese engranaje infernal del terrorismo de estado y de represión, que pasaban el dato, informaban verbalmente y por escrito, a sus superiores, a través del canal que correspondiera.

Tenían un sueldo, y hoy deben estar cobrando una jubilación o un retiro, a través del Ministerio de Defensa de la Nación, o de la caja de la policía federal.

En los legajos está toda la trayectoria principal de quienes fueron:: fecha de ingreso, que no necesariamente corresponde al inicio de la actividad de espionaje, algunos comenzaban después de dos años de haber experimentado,de haber sido probados como buchones, como espías, a veces venían de dos años atrás, dehaber sido probados y haber hecho méritos suficientes.

Los “orejas” eran los verdaderos artífices del triunfo de la llamada “lucha antisubversiva”. Porque eran los que primero desentrañaban los secretos de los nombres, apellidos, militancia y de todo lo que cada militante tenía como secretos, sus relaciones, sus lazos; quienes después caían por este trabajo de hormiga de espionaje, o por lo que significaban los interrogatorios hasta morir”.

Este es el perfil de Areco para la Victoria.

Previous post

Guillermo Giacomantone, desde ARPA, se refirió a las medidas adoptadas por el nuevo Gobierno

Next post

María M. Papaleo: "Nunca me vas a escuchar hablando de determinados casos; ni al intendente, ni a nadie"