Peronismo: en medio de su crisis, todos unidos contra el macrismo

En Ituzaingó, Intendentes peronistas de todos los sectores armaron una foto para oponerse al tarifazo y para pedir una nueva ley sobre la policía. Reclamos al gobierno de Vidal.

Intendentes y legisladores peronistas de toda la provincia de Buenos Aires se reunieron este lunes en la localidad de Ituzaingó con la idea convocante de una fuerte oposición a los aumentos tarifarios del gobierno de Mauricio Macri y un reclamo por la policía a la administración de María Eugenia Vidal.

Los dirigentes del Peronismo se juntaron en el distrito que hoy gobierna Alberto Descalzo y la elección no fue casual: significó un apoyo al alcalde que, la semana anterior, vivió una revuelta en su distrito, entre acusaciones cruzadas de actuaciones de barrabravas ligados al intendente versus la idea de un armado con factura en el Gobierno bonaerense de Vidal.

En la cita se vio a intendentes y legisladores de todos los sectores internos del Peronismo, en lo que pretende asomar como una muestra de unidad en medio de una crisis profunda del peronismo. La foto coronó el encuentro de intendentes tradicionales como el local Descalzo y Julio Pereyra, de Varela, así como del llamado “peronismo territorial” como Martín Insaurralde y Juan Zabaleta. Y hasta kirchneristas como Jorge Ferraresi, Juan Ustarroz, Walter Festa, Francisco Durañona y Juan Patricio Mussi. También estuvo la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, y legisladores como Sergio Berni, Valeria Amendolara y Walter Abarca.

Entre empanadas y achuras maridadas con vino tinto, se escucharon duras críticas al “tarifazo” del Gobierno nacional, corporizado en el ministro Juan José Aranguren. Y en la provincia, la mira estaba en el ministro Cristian Ritondo, encargado de la cartera de Seguridad de la gestión de María Eugenia Vidal.

Del encuentro salió la postura de consensuar un proyecto de ley -desde los distintos bloques en que el peronismo se dividió en la Legislatura bonaerense- para que le trasladen a los intendentes el control de la Policía Local y de parte de la Bonaerense, en lo que se refiere a prevención, patrullaje y personal de las comisarías. Y ponen como ejemplo concreto, el traspaso que Macri le hizo a Rodríguez Larreta en la Ciudad de parte de la Policía Federal, con los recursos efectivos.

Llegada la hora de hablar de “tarifazos”, el camporista Walter Festa afirmó, en un grito, que no puede pagar los aguinaldos en su distrito y que aún no tuvo respuesta de la gobernadora; y adjudica la razón en que en su municipio bajó la recaudación por el aumento tarifario. Otra de las razones de la foto conjunta fue una señal de que ya no habrá otros saltos desde el espacio y critican allí, tanto a Cambiemos como a Sergio Massa: los casos de partidas hacia la coalición gobernante fue de los intendentes de Azul y General Pinto.

Todos quedaron en repetir las citas y el próximo encuentro sería en la localidad de Moreno, en 15 o 20 días. En medio del tsunami que vive el peronismo desde la detención del secretario de Obras Públicas del último gobierno de ese signo -revoleando bolsos con millones- se dio un hecho llamativo: las empanadas, las achuras y el asado del almuerzo estuvieron regados con vino López.

Fuente: Clarín

Previous post

Clausuraron la mayoría de los bares Pergaminenses

Next post

Emilio Basavilbaso: "Procrear planea soluciones para 25.000 familias en esta nueva etapa"