Lalo Rositas: “Si no ponía la mano, el perro me atacaba directo a la yugular”

Hace aproximadamente una semana que al vecino Lalo Rositas le cambió la vida, ya que un perro pitbull lo atacó y le produjo la amputación de un dedo de la mano y el desgarro en una de sus piernas.

“Por lo menos todo viene encaminado. Luego del ataque llegué caminando al hospital. Me atendieron muy bien. Por suerte fractura no tuve. Estuve todo el tiempo tranquilo. Me dijeron que de la mano me olvidara porque la pierna estaba complicada. Con el perro nunca tuve problemas. De hecho pasaba por delante de él que siempre estaba atado y solo me toreaba. Ese dio se soltó la cadena, vino despacio y me saltó encima, y cuando me tire para atrás me agarro la mano, que si no la ponía por delante me agarraba la yugular”, relató el vecino Rositas.

Así mismo contó que luego del ataque, quedó tirado en el suelo y no se podía sacar de encima al perro. Alguien intentó agarrarlo  hasta que se pudo soltar. También mencionó que la denuncia la hizo en el hospital y que el perro sigue en la casa. “Para mí, el instinto le quedó, porque mordió carne humana. Pero estoy tranquilo. Si me preocupa que agarre a un nene u otra persona”, expresó.

Por último, Lalo Rositas precisó que “por lo que me dicen, vengo bien. Pero es lento esto. Cuando el perro aprieta no larga, sino que arranca y bueno, eso me pasó. La gente de zoonosis me llamó para decirme que lo iban a castrar pero no se. El perro que anteriormente mordió al nene esta suelto ahora”.

Previous post

Importante reunión con el Adm. general de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta

Next post

Se inauguró la muestra ExpoArte 2022 de la Escuela Gustavo Chertudi