La dirección de Bromatología controla y gestiona por la salud de vecinos de Areco

La municipalidad de San Antonio de Areco desde su dirección de Bromatología, tiene como entre sus objetivos controlar y velar por la salud de los vecinos en lo relativo a materia alimentaria. Para que esto sea posible regularmente se llevan a cabo rutinas de inspección, en todos los comercios por igual, aquellos que expenden productos alimenticios.

Estas inspecciones consisten en visitar los comercios de la localidad espontáneamente o por reclamos, denuncias de consumidores afectados que llegan directa o indirectamente a dicha dirección municipal.

Antes de salir a la calle a inspeccionar, todos los comercios del rubro fueron previamente notificados a principios de año pasado de manera presenciales; bromatología se apersonó en cada lugar explicando lo que durante el transcurso del año se les iba a solicitar, para que comercialicen correctamente y en bien de los consumidores.

En síntesis se les informó sobre normas y condiciones de limpieza, higiene y salubridad, tres de los requisitos mínimos que no pueden faltar cuando se controlan comercios. Siempre reglamentado por la ordenanza vigente 1428/94,

En caso de encontrarse una irregularidad en algún comercio por falta de limpieza, de libreta sanitaria o de un equipamiento básico que tendría que tener para trabajar en condiciones (heladeras que funcionen para no cortar la cadena de frío, etc), se labra un acta en las que se otorga al responsable del comercio, un plazo perentorio, dependiendo de cada caso, para que el comerciante pueda corregir y realizar las mejoras requeridas y seguir comercializando a la brevedad pero sin riesgos.

En aquellos casos dónde las faltas son más graves y atentan directamente contra la salud de los vecinos, (detección de plagas, alimentos vencidos o fuera de temperatura adecuada) se procede a a realizar interdicciones, decomisos y en última instancia si fuera necesario, la clausura del local. Todo esta tarea se realiza en conjunto con el Juzgado de Faltas N° 2, a quien se le eleva un informe para que actúe y dictamine dentro de su competencia y estableciendo las penalidades o multas, correspondientes a cada situación en particular.

Es decir todo esta tarea tiene la responsabilidad de proteger al consumidor, prevenir intoxicaciones, ayudar y exigir al comerciante, para que cumpla con todos los requisitos para expender sus productos envasados o no, con absoluta tranquilidad y en las condiciones óptimas para evitar males mayores en la comunidad.

Comunicación Municipal Areco

Previous post

Firma de convenio entre municipio y el Enohsa para mejorar el servicio de agua corriente

Next post

"Estamos preocupados. O nos dedicamos al ocio y esparcimiento o a educar a los chicos"