A concejales opositores no les alcanza el tiempo

oposicion

Durante el tratamiento sobre tablas del convenio con AySA en la última Sesión Legislativa, la mayoría de los ediles pidió la palabra para dar su punto de vista.

El concejal de la UCR Diego Ratto, mantuvo su desacuerdo indicando que no fue suficiente el tiempo que tuvieron para analizar el expediente lo cual podría ser bastante cuestionable si entendemos la importancia del tema. “No hace un mes que contamos con el expediente en análisis y hay algunas circunstancias en las que estamos en total desacuerdo. Esto es igual que las privatizaciones de los 90”, dijo el concejal.

Aldo Menconi del Frente Renovador dijo -entre otras cosas- que votando este proyecto “estoy votando por mi patria chica”.

Por su parte, Gabriela Morrow, recordó que -si bien están a favor de un buen servicio y garantía para los vecinos- en 2014 se aprobaron varios convenios: un endeudamiento para obras de saneamiento de 7 millones de pesos, que liberaron 2 millones en la última fiscal impositiva para la colocación de medidores y 6 millones de pesos más este año también para obras. “¿Dónde están esos recursos?”, preguntó la concejal y agregó que “hay dudas sobre el destino de ese dinero, hay que analizar esto con mayor profundidad, hay una superposición con la concesión de Villa Lia firmada con la cooperativa eléctrica, ¿no estamos avanzando sobre esta organización civil que trabaja por la comunidad?”.

Entre otras cosas, la concejal mencionó que  hay superposición de obras millonarias propuestas por AySA con las que ya estarían iniciadas en la ciudad y propuso una Audiencia Pública.

Claro que la idea de Morrow llegó tarde puesto que lo dijo en pleno tratamiento sobre tablas.

Marikovic salió al cruce de las dudas de la concejal opositora acusándola de “chicanear” en medio de un tema muy beneficioso para los vecinos.

Es importante resaltar que el planteo de Morrow no es cuestionable puesto que la oposición tiene todo el derecho de tener dudas. No obstante ello, la pregunta del millón es ¿por qué esperar la insistencia del oficialismo y no pedir por motus propio el tratamiento o las explicaciones de un tema que genera polémica?.

Ahora bien, ¿cuánto tiempo necesita el cuerpo legislativo para estudiar un tema?, ¿por qué no se pidió un debate inmediato con el resto de los concejales para limar desacuerdos?.

Vale decir que estamos hablando de un tema de suma importancia para mejorar la calidad de vida de todos. Entonces, ¿cómo puede usarse de argumento la falta de tiempo?.

Esto reabre el debate sobre la disponibilidad que los concejales tienen para representar al pueblo. Por otro lado, si Marinkovic no insiste con el tratamiento del tema, ¿se hubiese vuelto a hablar del convenio en espera?.

Los concejales que votaron en contra y que necesitan mas tiempo de estudio, ¿cuándo proyectaban mencionar sus dudas y debatirlas?.

En fin, sólo preguntas que cualquier vecino podría pensar y decir en voz baja…

Nota Anterior

HCD: Sobre tablas fue tratado y aprobado el convenio con AySA

Siguiente Nota

Segunda etapa de las obras de desagües pluviales

Sin comentarios

Enviá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *