Francisco Durañona: “Un magistrado tiene que tener un compromiso político, eso no significa que tenga obediencia partidaria”

En las últimas horas volvió a circular un discurso del ahora senador bonaerense en el que llamaba a ampliar el máximo tribunal con militantes kirchneristas. En diálogo con Infobae, despegó su interpretación de aquél momento con la actual iniciativa del Gobierno y aclaró: “No hay que escandalizarse, las autoridades máximas de la Justicia deben tener necesariamente formación y experiencia política”

La presentación del proyecto de reforma judicial que encabezó Alberto Fernández despertó suspicacias por el trasfondo de la iniciativa y la sospecha de que el Gobierno pretenda avanzar en la conformación de una Corte Suprema de Justicia hecha a medida de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Luego de que el Presidente presentara el proyecto este miércoles en Casa Rosada, comenzó a circular en redes sociales un video que data de marzo de 2019, en el que Francisco Durañona, en ese entonces intendente de San Antonio de Areco, llamaba a ampliar la Corte Suprema con militantes kirchneristas.

De esta forma, Infobae consultó a Durañona y el ahora senador provincial por el Frente de Todos reveló que el año pasado, cuando sus palabras cobraron notoriedad, Alberto Fernández se molestó con él y rechazó el planteo. El ex jefe comunal bonaerense despegó su interpretación de aquél momento con la iniciativa impulsada por el Presidente y aseguró que, si bien representa al oficialismo, no es parte del gobierno, “en gran medida por haberme expresado de esa manera”.

¿Sigue pensando lo mismo que sostuvo en aquél discurso?

No. Dicho así es absolutamente entendible que genere rechazo. Porque está expresado en clave de unidad básica, que es donde tuvo lugar esa reunión, pero en el fondo la Corte Suprema Argentina es una copia de la Corte Suprema norteamericana. Y en la Corte de los Estados Unidos todos los miembros, desde su creación hasta hoy, han tenido una formación política dentro de los dos partidos que existen: demócratas o republicanos. Jamás se eligió a un miembro de la Corte que no tuviera una relación política, una formación, una mirada pública, vinculada con los partidos que propusieron esos nombres. Y acá en Argentina, hasta mitad del siglo XX todos los miembros de la Corte han tenido importantísimos cargos públicos.

La Justicia es parte del Gobierno, no es un ente aparte que no tiene nada que ver con el poder político ni con el Gobierno del Estado. Esa es la explicación de lo que quise expresar. Por supuesto que los que pertenecemos al peronismo, al Frente de Todos, cuando llegue el momento o si se da la oportunidad de proponer miembros de la Corte, serán quienes tengan una formación jurídica y una mirada pública y política que coincida con la mirada que tenemos nosotros en nuestro espacio. Y la oposición hará lo mismo. Si Cambiemos propusiera a Federico Pinedo o Miguel Pichetto para integrar la Corte, la verdad que no me escandalizaría. Serían dos personas que, desde el punto de vista de la mirada política que tiene Cambiemos, es indiscutible que tienen absoluta formación política y jurídica y la estatura necesaria para estar en un tribunal de esas características.

Una de las frases que más retumbó fue: “Los miembros de la Corte tienen que ser militantes nuestros”…

Claro. Porque lo que dije en realidad es que en el caso de darse la posibilidad por ampliación de la Corte, por renuncia o lo que fuese, que el gobierno, en este caso del Frente de Todos, tuviera la posibilidad de ofrecer candidatos. Tendrían que ser mujeres u hombres con formación jurídica y una matriz política que coincida con la mirada de nuestro espacio político.

¿Su postura es ampliar la Corte? ¿Está de acuerdo con eso?

Por la enorme cantidad y diversidad de temas que llegan hasta la Corte, tener 5 miembros, en algunos casos a una edad que la verdad que el cuerpo no rinde lo mismo que a los 50 o 60 años, me parece un numero acotado. Yo creo que debe ampliarse el número de miembros de la Corte, y además debe limitarse la revisión de sentencias arbitrarias, que es una doctrina que tiene mas de 100 años, pero que genera que entren a la Suprema Corte temas que la Constitución no pensó para que analice la Corte. Debería tener reservadas únicamente las cuestiones vinculadas con la interpretación de la Constitución Nacional, no con otras cuestiones que hoy están sucediendo. No dan abasto.

Es tanto el trabajo que tiene que 5 miembros, con la rigidez que tiene el funcionamiento de la Corte, no tiene la agilidad ni la respuesta que hoy está esperando el pueblo argentino que puso a la Justicia como la principal institución rechazada. Tiene que ver con la lentitud y porque no hay acceso. Un punto de la reforma judicial es crear 94 tribunales federales en toda la Argentina y también la desconcentración del poder inmenso y exagerado que tiene la Justicia Federal, que entre 12 jueces resuelven el 100% de las causas públicas de corrupción, narcotráfico, secuestros…

¿Agilidad, rapidez, edad y más voces a la hora de tomar decisiones?

Exacto. El consenso va a ser mayor. Hay más diversidad. Hay que garantizar el cupo equitativo, la mitad de los miembros tienen que ser mujeres. Es escandaloso que en el siglo XXI haya una sola mujer.

La nota completa en https://www.infobae.com/politica/2020/07/31/francisco-duranona-un-magistrado-tiene-que-tener-un-compromiso-politico-eso-no-significa-que-tenga-obediencia-partidaria/

Nota Anterior

San Antonio de Areco frente al Covid-19: Se suman 3 casos positivos

Siguiente Nota

Nuevo caso de Covid-19: Tiene nexo epidemiológico con una empresa de la ciudad de Zarate

Sin comentarios

Enviá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *