Francisco Durañona: “Que me investiguen todo lo que quieran, me encanta”

Desde que asumió a la gobernación, María Eugenia Vidal dijo que no se construirán hospitales públicos nuevos en la provincia, sino que se invertirían los recursos en mejorar la infraestructura de aquellos que lo necesitan.

Ante esto, desde la firma del convenio con el ex-ministro de planificación Julio De Vido para la construcción del Hospital Teodoro “Tito” Domínguez, la pregunta por el destino de ese dinero resurgió más de una vez en las filas de la oposición local.

Se habla de una suma de 40 millones de pesos, que habrían sido enviados a la gestión Durañona, pero nunca llegaron a cumplir su propósito. En primer lugar, la cancelación del nuevo hospital deja en claro que allí no se verá ningún resultado concreto donde esta cantidad de dinero pueda ser representada en obras. En segundo lugar, el deterioro del actual Hospital Público Emilio Zerboni, deja a la vista que tampoco fue, ni es partícipe de la utilización de estos fondos.

¿Dónde está el dinero?, es la pregunta de muchos. Sin dudarlo, el intendente Francisco Durañona supo responder ante las acusaciones en su contra: si los fondos hubieran llegado, la obra del nuevo hospital “estaría avanzando”, dijo.

Sobre las dudas de que los recursos hubieran quedado “en el camino” por corrupción, el intendente tiró por tierra esa hipótesis. La teoría de que se firma un papel como si el dinero fue destinado a un lugar, pero luego no llega “no funciona así”, explicó.

Además, recordó que el adjudicatario de la construcción es la empresa Ecodyma, que actualmente tiene otras obras a cargo en nuestra ciudad, dejando en claro que el municipio no puede recibir estos fondos.

Por otro lado, sobre los 4 millones de pesos para refacciones edilicias en el municipio que la oposición señaló días atrás, Durañona manifestó que “confundir eso con un arreglo de 50 mil pesos del despacho, es de una mala fe absoluta”, porque la suma del total que marcó Cambiemos fue distribuida en: desagües pluviales para el Barrio Alborada y 23 de Octubre, cámaras de seguridad, estación de bombeo del Barrio del Corralón y la continuidad de la Av. Quetgles.

Aclarado este tema, ¿por qué no hay inversión en la infraestructura del hospital Emilio Zerboni?

“El proyecto del (nuevo) hospital de San Antonio de Areco, lo hicimos público en la campaña del 2011 y fue fuertemente combatido por todo el arco opositor que decían que era innecesario, no tenía sentido, que era una locura; en ese momento nadie acompañó, excepto el pueblo, el proyecto del hospital “Tito” Domínguez”, comenzó el jefe comunal, y argumentó la presentación de aquel proyecto: “la inversión en el Zerboni, es tirar plata a la basura”.

Cuando asumió el presidente Mauricio Macri, el nuevo hospital ya estaba licitado y adjudicado, dijo. “Están violando la ley”, denunció Durañona. “Cuando me reuní con la gobernadora le dije que si hubiese sabido que no me iban a financiar el hospital, mis prioridades hubiesen sido otras”.

Sobre el cierre, trajo a memoria que en los últimos veinte años “no se hizo un centímetro de cloacas”, demostrando que la situación general de la ciudad no es la mejor por sus antecedentes.

Finalmente, el intendente anunció que “ahora vamos a hacer una inversión fuerte para cambiar toda la cañería”, y resaltó que “es injusto no decir la inversión enorme en equipamiento hospitalario”.

 

[Estas declaraciones fueron realizadas en el programa “De Pura Sceppa”, en diálogo con Ricardo Sceppacuercia]

 

Previous post

Un nuevo fallo contra el tarifazo obliga a CAMMESA a suspender los aumentos en todo el país

Next post

Una comitiva de la localidad boliviana de Potosí visitó la ciudad