“El amor del Hospital de Día”

Mi agradecimiento y admiración a todos los responsables del funcionamiento y creación del HOSPITAL DE DIA COVID ARECO. Desde el personal de seguridad que ordena la llegada hasta la autoridad máxima local, y toda la cadena de recursos humanos inmejorables y grandiosos que son parte del mismo, (médicos jerárquicos, coordinadores o del día, ambulancieros ,personal de tomógrafo; maestranzas, y la base fundamental, el alma del hospital de dia, su corazón; los ENFERMEROS y ENFERMERAS.
Una idea fenomenal de salud pública puesta en práctica, con vocación de servici, profesionalismo, organización y contención.
En la misma mañana de la consulta (estudios previos allí mismo), te dan diagnóstico en el momento; apertura de historia clínica e inicio de tratamiento.
HABITACIONES EQUIPADAS, STOCKEADAS DE INSUMOS, SILLAS, CAMILLAS, ALGUN “MINI ESCRITORIO”PARA MÉDICOS O ENFERMEROS EN PERMANENTES ANALISIS DE HISTORIAS CLINICAS,TODO PARA QUE CADA UNO RECIBA LA ATENCION DEBIDA.
A la incertidumbre con la que llegas por la enfermedad y un posible tratamiento a seguir, en 2 horas. le ganan con la velocidad de la atención. La medicación que aplican, va con seguridad, contención, certeza; en ese ambiente “gobernado” por enfermeros y enfermeras (ellos son los anfitriones), fluye una mística del convencimiento por lo que hacen, junto a los médicos que supervisan y respaldan.
Todos los trabajadores de esta gran epopeya están sanos, se termina naturalizando; pero ellos para estar allí dejan sus hijos, sus padres, sus amores; sus vidas por cada uno de esos días (lunes a lunes); desde hace un año y medio, para “abrazar” y cuidar a los contagiados.
En ese “tránsito” diario recibís contención, saludos alegres ; sus manos en tu hombro y cada mañana sus miradas seguras entran como el sol, llenas de empatía, serenidad y amor que fortalecen mas o igual que la vitamina D ; el equino o el corticoides.
Manejan como un ritual de satisfacción, se ponen contentos por verte cada mañana, se nota que somos la motivación para la entrega de ese amor y esa vocación que tienen los que integran y hacen el HOSPITAL DE DIA.
Ahí no hay fatiga, no hay mal humor, no hay distracción.
NADA ES IMPROVISADO, TAMPOCO UNA ATENCION DIARIA DE RUTINA, ES UN DIA DIA CON HISTORIAS CLINICAS BAJO EL BRAZO, CASO X CASO Y CHARLAS X CHARLAS, NO TE ACUESTAN EN LA CAMILLA Y “AL SUERO” , TE ANIMAN, TE SERENAN, TE ACOMPAÑAN, SE HACEN CARNE TU HISTORIA, TE HACEN PARTE DE ELLOS, PASAN A SER LA MEJOR COMPAÑIA QUE TENES ESOS DIAS, Y ELLOS LO SABEN.

AGRADECIMIENTO INFINITO AL EQUIPO DE SALUD, Y MI DEUDA ETERNA CON LOS ENFERMEROS Y ENFERMERAS…GRACIAS : SOFIA; ANITA,MARIA;CARLITOS,PATO, TOTO,PENCHI ; MAXI;ALEJANDRA, FAVIO, FERNANDO,MARIANA, LUIS,MIGUEL… A TODOS; Y UN SALUDO ESPECIAL A LA DRA. VERONICA SANCHEZ Y LA ENFERMERA LOURDES, UN DIA PARTICULAR LA SINTESIS DE TODO LO QUE ACABO DE DESCRIBIR ESTUVO EN EL DESPLIEGUE DE LAS DOS.

GRACIAS, NO SOLO NOS CURAN,  NOS LLENAN DE AMOR…

Leonardo Perea

Nota Anterior

Persecución y detención de tres personas

Siguiente Nota

El operativo de vacunación contra el coronavirus llegó a Villa Lía