Conmoción por la muerte Ana Sabaloy, la docente que había sido fumigada

Ana Zabaloy era una docente rural de San Antonio de Areco. Durante seis años fue directora de la escuela Nº 11 de esa localidad y durante ese período sufrió constantes fumigaciones junto a sus alumnos. En una de ellas, su cuerpo fue alcanzado por el producto 2,4-D, de alto impacto hacia la salud humana.

El día en que Ana estuvo en contacto con ese producto, regresó a su casa con una parálisis fácil y eso derivó más tarde en insuficiencias respiratorias. Las consecuencias de salud la acompañaron hasta sus últimas horas.

Zabaloy fue una de las referentas de la Red de Docentes por la Vida, una organización que pelea para que los gobiernos de turno puedan limitar el uso de agroquímicos, así como también de leyes claras en cuanto a su uso y la prohibición de hacerlo cerca de establecimientos educativos.

“Las escuelas rurales de la provincia están sufriendo las consecuencias directas de la fumigación con agrotóxicos. Los chicos te cuentan cómo son fumigados en sus casas, constantemente. Es una realidad que afecta a todas las escuelas”, había manifestado la docente durante una entrevista.

“Me pasó llegar un día en una mañana de junio, entré a la escuela cargada de cosas, había un olor fuertísimo y los nenes identificaron que era el olor que desprendía el ´mosquito´”, contó la mujer, el día en que volvió a su casa enferma por la fumigación.

En una carta que difundió hace poco y publicó la Revista Cítrica, Zabaloy explicó que en la actualidad la “mayoría de las veces estamos solas en nuestros pueblos, enfrentando la indiferencia, la falta de compromiso de los que deberían cuidarnos, complicidades del poder político y hasta amenazas”.

Por su parte, el municipio a cargo de Francisco Durañona aseguró que intentó “prohibir” las fumigaciones aéreas durante dos oportunidades, pero que la mayoría a manos de Cambiemos, lo impidió. Además, agregaron que “acompañamos e impulsamos todas sus denuncias”.

“Nosotros intentamos prohibir la fumigación aérea entre 2011 y 2015 a partir de sus denuncias y Cambiemos Areco que tenía mayoría siempre votó en contra. Hasta que en 2016 pudimos aprobarla”, dijo Durañona.

“En nombre de nuestros niños, de sus familias y de nosotros mismos, una vez más exigimos: paren de fumigar las escuelas y poblados rurales. Paren de enfermarnos. Paren de matarnos”, había exclamado la mujer.

Nota Anterior

Cali Gómez culminó segundo en el TC 4000 de Arrecifes

Siguiente Nota

"La obra ya hace dos semanas que se comenzó, río abajo hacia San Antonio de Areco"

1 Comentario

  1. Eduardo
    11 junio, 2019 at 6:59 PM — Responder

    No se entiende como algunos políticos utilizan la desgracia de otros para llevar agua a sus molinos. Cuanta hipocresía!

Enviá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *