Con unanimidad de oficialismo y oposición, se aprobó el balance 2017 de Sanear

SANEAR, la empresa estatal de agua y cloacas, cerró su primer ejercicio contable con superávit antes del impuesto a las ganancias. El balance al 31 de diciembre de 2017 fue aprobado por los socios de la empresa y los síndicos que representan al departamento ejecutivo, a los trabajadores y la oposición. De esta manera, quedan aprobados todas y cada una de las contrataciones de bienes y servicios realizadas por SANEAR.

El balance fue firmado sin objeciones. Antes de eso, el presidente de la empresa, Maximiliano Voss, le informó a través de la memoria a los accionistas todos los detalles del ejercicio 2017 y la proyección para 2018, que incluyen la extensión de la red cloacal y la construcción de una nueva planta de tratamiento de efluentes cloacales, entre otros proyectos. “Es fundamental tener un buen balance sin objeciones”, indicó Ariel Roulet, vicepresidente. “Eso demuestra que todo está en orden dentro de la empresa y abre las puertas para acceder a financiamiento externo”.

Además, durante todo el año la empresa realizó diversas auditorías y contó con la fuerte participación de Valeria Zeleme, representante de la oposición en el directorio. “Hemos trabajado en conjunto y en el balance se nota. Se revisaron todas las cuentas, se vieron todas las operaciones y a pesar de las diferencias buscamos juntos lo mejor para todos”, indicó Zeleme.

Previous post

Aprehensión de delincuente

Next post

Actividades del fin de semana en San Antonio de Areco