Con muchas restricciones, vuelven a Campana las actividades religiosas

Podrán retornar en la ciudad de Campana ciertas actividades de culto, siempre que se respete un determinado protocolo de seguridad e higiene en el actual marco de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires aprobó un protocolo de seguridad e higiene en busca de reanudar las actividades de culto de forma presencial, sólo permitidas para aquellos municipios que se encuentren en las fases 4 y 5 del sistema escalonado dispuesto para enfrentar el avance del COVID-19 en nuestra región.

En base a esta nuevo esquema, quedó determinado que aún no se realizarán de forma presencial aquellos ritos que impliquen una concurrencia masiva de vecinos, como por ejemplo misas, bautismos, comuniones y casamientos. La medida abarca a la profesión de cualquier fe, razón por la cual este criterio es igualmente aplicable para bar mitzvah, iom kipur, shabat, ramadán, entre tantos otros.

Las celebraciones previamente mencionadas deberán ser transmitidas al público vía streaming al igual que en fases anteriores, contando únicamente con una presencia mínima del personal religioso que las lleve adelante. Por su parte, los micrófonos y otros equipos utilizados deberán ser correctamente sanitizados luego de finalizada cada transmisión.

En cuanto a las visitas presenciales, a partir del nuevo protocolo sólo se encuentran permitidas con el objeto de realizar oraciones una vez finalizadas las ceremonias, sumado a lo cual se determinó que los fieles deberán usar barbijo en todo momento, y se verán obligados a preservar un distanciamiento social mínimo de 2 metros entre sí.

Además, sólo se podrá ingresar a las instalaciones sin exceder un tercio de su capacidad. El lugar deberá ser correctamente higienizado, ventilado y desinfectado, dejando un margen de 10 minutos antes de que ingresen los feligreses.

Una vez dentro, los fieles sólo podrán permanecer por un período de 20 minutos (en modalidad de turnos), luego de lo cual se verán obligados a retirarse, por un punto de salida distinto al que utilizaron para ingresar. A su vez el personal correspondiente deberá controlar tales accesos y ofrecer alcohol en gel a los presentes.

En busca de evitar la aglomeración, bancos y asientos deberán ubicarse de modo que respeten el esquema de distanciamiento; y quedan prohibidos lo saludos con besos, abrazos, apretones de manos, o cualquier otra demostración de afecto que implique un contacto físico que facilite un posible contagio. Por esta misma razón, los recipientes de agua bendita deberán permanecer vacíos.

https://www.campananoticias.com/

Nota Anterior

San Antonio de Areco: acciones para la protección de la salud pública

Siguiente Nota

La UNSAdA capacita a docentes y directivos de toda la región en el uso de herramientas didácticas digitales

Sin comentarios

Enviá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *