Con gran éxito, el taller de teatro para Adultos Mayores de la UNSAdA presentó Lisístrata en San Antonio de Areco

Con más de 120 asistentes, el público superó la capacidad del auditorio de la biblioteca Moreno. La puesta del taller de Teatro Leído de la Universidad se repetirá este viernes en Baradero.

A sala llena y con muchas espectadores que quedaron de pie, el viernes 23 se representó la obra Lisístrata, un clásico del teatro griego, por los alumnos taller de Teatro Leído, una de las propuestas del programa de cursos y talleres para Adultos Mayores de la secretaría de Extensión Universitaria de la UNSAdA. La puesta, que se presentó en el auditorio de la Biblioteca Mariano Moreno, es una versión libre de la comedia de Aristófanes (Siglo V a.C.), comediógrafo y uno de los cuatro autores fundamentales del teatro griego (junto a Esquilo, Sófocles y Eurípides). En ella se muestra a las mujeres griegas unidas luchando por la paz y por su derecho de ser protagonistas de una sociedad de hombres que las relegaba en el hogar y a la atención de los hijos, vedando toda participación en los asuntos públicos de Grecia.

Lo audaz de la puesta, los diálogos y las interpretaciones sorprendieron al público que aplaudió en varios tramos (la crítica y el análisis, a continuación, a cargo de la periodistas especializada, Milagros Amondaray). La dirección y adaptación de la obra corrió por cuenta del profesor del taller, Marcelo Orce.

“Esta obra nos interpela como sociedad en aspectos que, a pesar de la distancia temporal, mantienen su actualidad, ya que aborda temas como el de Género y la no violencia. Por otra parte nos ofrece algo más, el protagonismo de los Adultos Mayores. La Universidad no es ajena al debate que se desarrolla en las sociedades, por eso, con la representación de Lisístrata, nos es grato proponer una mirada desde el Arte, la Cultura y también desde el humor. Felicitamos y agradecemos a los alumnos del taller, por aceptar el desafío de asumir este texto audaz y representarlo para toda la comunidad”, indicó el rector de la UNSAdA, Dr. Jerónimo Ainchil.

El taller de Teatro Leído es una de las propuestas que la Universidad desarrolla para Adultos Mayores y para toda la comunidad, en diferentes localidades de la región, a través de la secretaría de Extensión Universitaria.

La obra, con entrada gratuita, se presentará este viernes 30 en Baradero

 

Crítica

Por Milagros Amondaray -Periodista de espectáculos y crítica de cine del diario LA NACION / Docente del taller de cine de la UNSAdA

 

Lisístrata: cuando el teatro leído no pasa de moda

“Con estos cursos se persigue un cachito de felicidad”, expresó, visiblemente conmovido, Marcelo Orce, profesor del curso de Teatro Leído que forma parte del programa de talleres destinados para Adultos Mayores de la secretaría de Extensión Universitaria de la UNSAdA, Universidad Nacional de San Antonio de Areco. El contexto era el debut de Lisístrata, la comedia de Aristófanes que el propio Orce se ocupó de adaptar, y cuyos alumnos hicieron propia al mostrar lo aprendido en un curso que se encuentra instalado dentro de la amplia oferta de talleres de la universidad.

Para comprender cabalmente lo que significa para un vasto grupo de mujeres -y un hombre, Osvaldo Fernández, excelente- leer la obra concebida en 411 a.C. en la actualidad, es imperativo bucear en su temática, aquella que le valió al comediógrafo de la Grecia Clásica elogios vinculados a la atemporalidad de su pensamiento, y al modo en el que exponía lo autorreferencial (su rechazo a la toma de armas). La temática se liga con la lucha femenina mancomunada cuyo objetivo es unívoco: acabar con la guerra.

Como mascarón de proa tenemos a la Lisístrata del título, aquella que “disuelve el ejército”, quien propone lisa y llanamente una huelga sexual para llamar la atención de los hombres ante su pedido. En la adaptación de Orce, la encargada de la lectura de los efervescentes discursos de esa mujer de gran vehemencia y capacidad persuasiva es Ana María Schmidhalter, quien representa el logro mayor de esta adaptación: la lectura se sintió fluida, orgánica, un testimonio fiel de las directivas impartidas en el taller.

La elección de la pieza no es casual. El texto de Aristófanes nos interpela en la actualidad, al hablar de la necesidad de la mujer por conseguir autonomía, por no mostrarse vulnerable ante la figura masculina, por correrse del lugar que le fue impuesto y aspirar más. Si bien sobrevuela la eterna discusión acerca de lo que propone el final de la obra – se reinstaura la paz, pero la mujer también vuelve a suplir las carencias masculinas, razón por la cual el término “feminista” no termina de cuajar en ese escenario patriarcal -, al apagarse las luces y sentirse los aplausos se puso la lupa sobre la importancia del esfuerzo colectivo.

Así como la obra misma, el trabajo sin fisuras realizado por los alumnos de Orce – con una puesta en escena austera y un vestuario para destacar -dialoga con esos personajes en cuanto al valor de lo que se concibe grupalmente (la lectura al unísono refuerza esta idea) para mostrar el arte desde una óptica interesante. Ver una puesta de teatro leído de Lisístrata -con énfasis en el humor de tinte sexual acorde al argumento- requiere que se combatan los prejuicios. Los alumnos leen, sí, pero al mismo tiempo hacen mucho más que eso: trabajan en los matices, en el énfasis en ciertos pasajes, en el poder de la enunciación. Lo que se dice un triunfo para una puesta que promete expandirse (y que debería hacerlo).

Nota Anterior

La planta de clasificación de residuos de Areco, primera en la zona en ser habilitada por el OPDS

Siguiente Nota

El municipio y la Unsada entregaron sus diplomas a los ultimos egresados del Centro Universitario Areco

Sin comentarios

Enviá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *