Baradero: Germaíz entró en concurso de acreedores y AFIP le embargó las cuentas

Dos graves problemas afronta la aceitera mientras los trabajadores siguen trabajando sin saber si van a cobrar en tiempo y forma. Además, les adeudan las quincenas del mes pasado (solo cobraron una parte).

La refinería Germaíz atraviesa una delicada situación y hay mucha preocupación por la continuidad de los puestos de trabajo. La AFIP embargó las cuentas de la firma por no pagar las deudas con el fisco y se llamó a concursos de acreedores.

A pesar de este adverso panorama, los trabajadores a quienes aún les adeudan su salario, siguen concurriendo a la fábrica y cumplir con sus obligaciones.

Lamentablemente Germaíz no logra tener una estabilidad desea porque el año pasado estuvo paralizada la planta a raíz del pedido a nivel nacional del gremio aceitero para lograr mejoras en los salarios. La planta de Baradero adhirió a la medida de fuerza y entre abril y junio de 2015 tuvieron que paralizar la producción, participar en protestas e instalar una carpa frente a la fábrica. Y todo repercute en el estado de ánimo de los trabajadores aunque ellos no bajan los brazos en defensa de su continuidad laboral.

Y otra vez, a un año de aquella medida de fuerza, la refinería está en conflicto y encima los salarios quedaron totalmente desactualizados ante la inflación reinante y escalada de precios de la canasta básica familiar.

El lunes a la tarde, en Capital Federal, se realizó una reunión entre las autoridades de la fábrica y el sindicato y allí les comunicaron que por un lado entraron en concurso de acreedores y por otro lado el embargo de la AFIP por las deudas de impuestos. Esto último implica que los ingresos que puedan generar quedan retenidos y dificulta aún más el pago de salarios.

Los empleados están inmersos en una gran incertidumbre porque decidieron seguir trabajando pero sin saber si van a cobrar y cuándo. Y a eso se suma que aún no terminaron de cobrar, en su totalidad, las quincenas de abril.

Fuente: La Auténtica Opinión

Previous post

Tras el pedido de la tarifa social a la CEOSP, los clubes tienen esperanzas

Next post

Tarifazo eléctrico: Durañona presentó una ley ya vigente que ampara a los clubes